“Para mí, la fotografía es situar la cabeza, el corazón y los ojos en la misma línea visual. Es un estilo de vida”
Henry Cartier-Bresson

jueves, 29 de marzo de 2012

Impedimentos...

... para captar Su belleza.

No quería hacer esta entrada en caliente porque cuándo se está cabreado uno puede llegar a decir cosas de las que más tarde te arrepientes. Sin embargo, y dadas las fechas en las que estamos quiero haceos participes de los hechos que viví ayer invitándoos a reflexionar sobre lo acontecido.
Tras una agradable comida con mis amigos de la facultad nos dispusimos a hacer una ruta turística por algunas de las iglesias de Madrid: estuvimos en la catedral donde el olor a incienso hizo que me asaltaran unas ganas tremendas de vivir una nueva Semana Santa en la ciudad que me vio nacer. Y es que qué poco queda ya...
Después nos dirigimos a la Iglesia del Carmen y San Luis, residencia canónica de la Hermandad de los Gitanos, que este año ha convocado su segundo concurso fotográfico, y cómo por intentarlo no se pierde nada, me acerque al paso de palio que estrenan este año, junto con la restaurada Virgen de las Angustias (menudo cambio!!!!). Saco la cámara, hago dos tomas, y de repente se dirige a mi de una forma muy poco ortodoxa un vigilante para decirme que no se podían hacer fotos. Yo me disculpé y le dije que sabía nada, y él erre que erre se reiteró en lo mismo, llegando incluso a decir con un tono completamente indecoroso que "lo ponía bien clarito y grande en la entrada". Alucinante. Tras esto, recogí mis cosas y salí del templo. Y es que entiendo que si está prohibido hacer fotos a la iglesia, que tampoco veo el daño, haya que cumplir las normas, pero que si una cofradía convoca un concurso y ves a alguien haciendo fotos a tres días del domingo de Ramos, creo que debería haber más flexibilidad. 

No entiendo el mal que pueden causar unas simples fotografías, y es que si fuera un caso aislado no le daría importancia, pero cuándo ya has vivido algunos momentos en los que te has tenido que guardar la cámara y agachar la cabeza... Cómo decía el papa Juan Pablo II, "quién canta, reza dos veces". Pues bien, ¿alguien puede ver una forma más bonita y sencilla de rezar que captando la belleza de Ellos en la tierra?

Á

2 comentarios:

  1. Por desgracia es algo que pasa a menudo y, por desgracia también, siempre te lo dice alguien con muy poca educación, sin darse cuenta de que a veces un despiste lo tiene cualquiera y no siempre nos fijamos en los carteles de las entradas. Nunca entenderé lo de no hacer fotos y menos,si como dices, hay en marcha un concurso, no tiene ningún sentido.Podría entender que te pidieran hacerlas sin flash, pero nada más. Entiendo perfectamente tu enfado, aunque con lo tranquilo que eres, ¡vamos, que no te imagino!

    Un beso.

    Virginia

    ResponderEliminar
  2. Ángel, lo peor de todo esto, el 90% de las veces, son las formas que suelen emplearse. El mismo contenido en distinto continente no te habría indignado tanto, estoy segura.

    ¿Por qué pasan estas cosas? Pues casi siempre son temas de copyright o para evitar que te chafen el negocio (venta de libros, postales, estampas...). Casi ninguna vez, para evitar los daños del flash sobre las obras de arte (bastaría con prohibir el flash, aunque entiendo que cuando se abusa de la prohibición del flash, muchos se hartan y prefieren cortar por lo sano). A tal extremo llega esta paranoia, que muchos templos ya cuentan con "fotógrafos" (en muchos casos, tirafotos más bien) oficiales a comisión y no permiten que nadie más haga fotos en el interior, incluso en bodas, bautizos o comuniones, perdiendo los fieles el derecho de elegir quién será el responsable hacedor de sus recuerdos para toda la vida...

    Aunque sigo pensando que los paparazzi han hecho mucho daño en este país y han creado demasiada paranoia y tontería...

    Un beso y prontito nos vemos por la Muy Noble y Muy Leal ;)

    ResponderEliminar