“Para mí, la fotografía es situar la cabeza, el corazón y los ojos en la misma línea visual. Es un estilo de vida”
Henry Cartier-Bresson

martes, 22 de junio de 2010

EMOCIONES


Qué mejor palabra para comenzar este escrito. Han sido días muy intensos, de un junio de 2010 que sin duda quedará grabado a fuego entre mis entrañas. Empecemos por el principio: el mes ya prometía venir cargadito desde sus inicios, la selectividad, la primera gran prueba academica de mi vida de estudiante, llegó tras un segundo de bachillerato que se pasó como un fugaz segundo. Y la tan injusta e innecesaria prueba fue superada, no sin enormes dosis de nervios, esfurzo y paciencia, mucha paciencia (y remarco el adjetivo INJUSTA). Después de ella, como el mas dulce de los descansos, llegó el viaje de fin de curso a Londres. Simplemente inolvidable: la ciudad preciosa, envolvente y con mucho patrimonio. La gente, por contra, muy fría y distante (yo incluso lo viví en propias carnes!!!). El British, sin palabras: ver la finura de los relieves que en aquella lejana Grecia Clásica Fidias labró por encargo de Pericles para adornar el templo más elegante y hermoso que conservamos, me embriagó los sentidos, creyéndo por un momento estar en la mismísima Acrópolis, vislumbrando el juego de texturas, paños, gestos, escorzos...magia. Y tras tan intenso y agotador viaje que tan rápido se pasó, llegó de manera imprevista las calificaciones de Selectividad (se puede decir que estoy contento, ahora, que reclamar, reclamo!!). Y finalmente, el verano quedó abierto para mi... y hoy, en esta tarde que ya huele a sal, arena, horchata y viento solano, recibí una llamada:
-Ángel, ¿te apetece venirte con nosotros a Roma?
-Sí, claro!!!!!, .... no me estarás tomando el pelo??!!
-No, no, claro que va en serio!!

Simplemente me he llevado una de las alegrías más grandes de mi vida. Los que me conoceis sabeis de verdad lo que Roma significa para mí. Serán sólo tres días, pero tres días, estoy seguro, llenos de gozo y disfrute en una ciudad mágica, histótica, artística, y como no...llena de fe. Gracias por la sorpresa tios.

Finalmente, gracias a mis padres, a mi hermana, a toda mi familia y amigos, por la atención y la confiaza depositada en mí en estos días. Ha sido de gran ayuda. Y por fin, tras este recién nacido verano, podré cambiar el nombre a este blog. ¿Sabeís cómo se llamará?...


.....DIARIO DE UN ESTUDIANTE DE HISTORIA!!!

Á

No hay comentarios:

Publicar un comentario