“Para mí, la fotografía es situar la cabeza, el corazón y los ojos en la misma línea visual. Es un estilo de vida”
Henry Cartier-Bresson

viernes, 7 de mayo de 2010

Todo acaba...

Faltan apenas unas horas para que se haga oficial. El tiempo de espera, de lucha, constancia y mucho sacrificio, que, como la primavera ha acabado dándonos una fruta madura: los últimos alientos, ya agónicos en pleno mes de Mayo, de un curso que quedará guardado en mi memoria.


Y aquí estoy, intranquilo, alerta para no claudicar en la última batalla, y muy sereno, o al menos todo lo sereno que puedes estar cuando sabes que se avecina un final, un leve suspiro, la tranquilidad de saber que ya estás a un paso, y que en este momento, ya no hay vuelta atrás.





Y tras acabar el curso, mi mente, imparable y casi sin poder remediarlo, se traslada para ver frente a frente a la Inombrable, mirarle a la cara, a los ojos, con serenidad y fuerza, para que en esa semana de Junio, sea derrotada, humillada y despreciada por el arma que se ha ido fundiendo en nuestras personas con el hierro del trabajo, el yunque de la fuerza, y el martillo del esfuerzo, y que nuestros docentes han sabido labrar con paciencia y esmero.


Porque, como dice la canción, todo, absolutamente todo, acaba,...y tras la tormenta, vendrá la más absoluta de las calmas.





Á

No hay comentarios:

Publicar un comentario